mari leo macayo

miércoles, 21 de marzo de 2012

EL COLORETE O RUBOR: VEAMOS COMO SE APLICA CORRECTAMENTE

 



Es el último paso del maquillaje pero no por eso menos importante. Un maquille perfecto puede arruinarse si no usamos el rubor en la línea correcta. Y además aparte de dar luz y color a las mejillas puede modificar la forma del rostro.
Pueden ser líquidos o en crema, en barra o en polvo. 

  •  En polvo: son apropiados para todo tipo de piel y su fina textura permite usar dos o más capas combinadas.
  • En crema: Para pieles normales a secas. Como su color es más intenso hay que usarlo en menor cantidad y extenderlo bien.
  • En barra: ideal para las principiantes por ser más fáciles de manejar.
  • En liquido: La mayoría tienen una fórmula libre de aceites por lo que convienen a a las pieles grasas ya que se absorbe rápidamente y no luce brillante ni gasoso.
Más: color de la piel
  • Piel trigueña: tonos dorados o bronces
  • Piel naturalmente sonrosada: tonos vinos o rosados
  • Piel pálida o amarillente: tonos anaranjados

Errores comunes son el aplicarlo de forma excesiva y circular o incluso usar el labial como rubor. Lo correcto es hacerlo con una brocha en el centro del pómulo y difuminarlo bien en dirección a las sienes.


La elección del tono  es esencial:
  • El rosa da un aspecto de frescura
  • El beige aporta lozanía
  • Y el palo rosa le aporta naturalidad a los pómulos

Translate